El santuario del Santísimo Cristo de La Laguna está situado en unos de los extremos del antiguo centro histórico, en la mayor plaza de la ciudad, la Plaza de San Francisco.

Esta Plaza marcaba hasta hace poco el límite entre la parte urbana de La Laguna y su zona agrícola que se extiende a sus espaldas, formando la conocida vega lagunera.

La Plaza de San Francisco se utilizó hasta el siglo pasado como campo de ejercicios militares de la guarnición del cuartel ubicado desde principios de este siglo en el solar del antiguo Convento Franciscano que dió nombre a esta Plaza.

Sin embargo, a la plaza se la conoce corrientemente como Plaza del Cristo, pues, sin duda, lo que le da más importancia es la presencia en una de sus esquinas del Real Santuario del Cristo de La Laguna, imagen que despierta gran devoción entre los laguneros y, en general, entre todos los canarios. 

En la Plaza de San Francisco linda con la calle de Tabares de Cala se encuentra la Capilla de la Cruz del Cristo, de San Francisco o de los Alamos, cuya existencia documentada data desde 1727. Toma su nombre de los árboles que existían en esta zona.

Para entrar al Real Santuario hay que pasar por debajo del Pórtico. Sobre la antigüedad e importancia del Pórtico del Cristo, hay que remontarse a 1506, en que comenzó a construirse el templo. En un dibujo de la antigua iglesia de San Miguel de las Victorias, destruida en 1810 por un incendio, ya aparece.

El Santuario tiene planta rectangular y en su interior podemos encontrar bellas imágenes y hermosos cuadros como los descritos en la visita virtual que podra realizar pulsando sobre los circulos rojos del plano situado a la izquierda.

Al estar el Real Santuario en obras, desde el mes de julio del 2017 hasta el 16 de marzo de 2018, dicho  Santuario permanció cerrado y la venerada imagen del Stmo. Cristo de La Laguna se trasladó a la Iglesia de Ntra. Sra. de los Dolores, en la Calle San Agustin, 40.